Zocaladas andaluzas, un toque clásico para ambientes exteriores

Zocaladas andaluzas, un toque clásico para ambientes exteriores

Zocalada andaluza patio exterior

Los ambientes exteriores tienen muchas posibilidades que se pueden aprovechar gracias a colecciones muy atractivas y originales. Una posibilidad de contar con una ambientación muy tradicional y sugerente es la serie Al-Ándalus, que recupera el azulejo de estilo andaluz para todas sus colecciones.

Estas colecciones están basadas en los azulejos que se pueden ver en la Alhambra, un tipo de decoración que rememora esas épocas pasadas y que puede traer un estilo totalmente diferente a los espacios donde se coloca.

Este tipo de revestimiento cerámico permite descubrir un tipo diferente de decoración, gracias a cuatro modelos de vivos colores y un diseño vintage que aporta una colorida imagen que aporta dinamismo y alegría a cualquier rincón donde se ubique.

Azulejos andaluces para dar vida a los patios y jardines

Los usos de este tipo de revestimiento cerámico vintage permite que podamos decorar patios y jardines con un aspecto más tradicional. Un azulejo andaluz ofrece una imagen fresca que asociamos con plantas y agua, algo que nunca puede faltar en un patio andaluz y que hace que nos sintamos más relajados y tranquilos.

Los azulejos andaluces pueden utilizarse como zócalos, es decir para colocarlos en la zona inferior de la fachada o la pared del jardín. La combinación de formas geométricas y colores permite descubrir una imagen diferente y atractiva para las paredes de una casa que quiera destacar.

Los azulejos de zocalada andaluza son exclusivamente para pared e imitan al estilo de cuerda seca y están acabados en brillo, de manera que ofrecen no solo colorido, sino también brillo cuando luce el sol.

El formato de estos azulejos andaluces es de 20×20 centímetros, un tamaño muy adecuado para su uso en paredes de patios y jardines y fachadas exteriores. Además, la colocación de la zocalada andaluza puede completarse con una moldura en la parte superior y un azulejo con color base en la parte inferior, además de cenefas que enriquecen el conjunto.

Con el uso conjunto de estos tipos de azulejos, se consigue crear un ambiente original, clásico y a la vez, moderno. Los cuatro modelos de zocaladas andaluzas son Granada, Guadix, Málaga y Córdoba, cada uno con un diseño diferente pero que se ajusta a este tipo de decoración tan clásica.